“No permitan que mis huesos queden entre españoles, aunque muera entre ellos; procuren que vayan donde están los indios, mis queridos hijos, que allí donde trabajaron y se molieron han de descansar.” -Antonio Ruiz de Montoya.

 

Monseñor Jorge Kemerer , primer Obispo de Posadas, Provincia de Misiones, en respuesta a la necesidad de formar profesores-educadores calificados para la provincia y la región, crea el I.S.P.A.R.M., Instituto Superior del Profesorado Antonio Ruiz de Montoya en el año 1960. Desde entonces un Profundo interés pedagógico, responsabilidad, espíritu de lealtad, sinceridad, compromiso, colaboración y seria formación científica dan forma al estilo pedagógico del ISARM que queda explicitado en una pedagogía arraigada y creadora.

 

El Instituto “Antonio Ruiz de Montoya” fue creado en 1960 por Monseñor Jorge Kemerer.
Los objetivos de su creación fueron:

  • Ofrecer a la juventud misionera las posibilidades de cursar estudios superiores en su propia provincia.
  • Cubrir la necesidad de la provincia en cuanto a docencia especializada.
  • Servir a la educación y a la cultura misioneras.
  • Brindar una sólida formación moral y científica.

Quedó oficialmente reconocido en el ámbito nacional por Decreto 5179/60. Dependía del Ministerio de Educación y Justicia de la Nación, la supervisión pedagógica y técnica estaba a cargo de la SNEP (Superintendencia Nacional de Enseñanza Privada), y el Obispado era responsable de su dirección, orientación y crecimiento.

Primer edificio del ISPARM. Vista del patio y del ala Ayacucho (archivo).

La elección del nombre Antonio Ruiz de Montoya desea “honrar a todos los sacerdotes de las misiones guaraníes y a todos los hijos espirituales que actuaron en las Américas y que se distinguieron especialmente en la educación de la juventud americana”, lo expresó Monseñor Jorge Kemerer en el discurso de inauguración.

Al analizar la historia institucional desde sus orígenes podemos distinguir tres etapas:
La primera de 1960 a 1970, es la etapa fundacional en la cual se instauran los fundamentos que han de permanecer y en la que el Instituto se inserta en la sociedad misionera.

Las nueve carreras de profesorado que se crearon en esta primera etapa constituyen el núcleo central de la formación que brinda el ISARM y se mantienen hasta el presente, aunque algunas con modificaciones y transformaciones.

En esta etapa se gestiona e inicia la construcción de la sede, edificio característico del centro de la ciudad de Posadas.

La segunda etapa, que comienza en 1970 y se extiende hasta 1993, es de un gran crecimiento institucional. Está signada por la presencia y protagonismo de su fundador Monseñor Jorge Kemerer, quien a partir de una circunstancia institucional especial en 1970, asume el Rectorado.

En el folleto de presentación institucional del año 1975 aparece ya claramente desarrollado el ideal de una pedagogía arraigada, creadora y comunitaria, “para la formación de profesores, educadores, animadores.”

Para consolidar la comunidad educativa en 1972 se instituyó el 15 de junio como Día del Montoya, uniendo la fecha del nacimiento del Patrono con el aniversario de la Consagración Episcopal de Monseñor Jorge Kemerer.
A partir de 1980, la celebración central se realiza el 13 de junio que es precisamente el día del nacimiento de Montoya.

Antigua imagen de la Biblioteca
Nicolás Yapuguay (Archivo).

En 1982 se inició la tradición de peregrinar anualmente a Loreto. Lo propuso Monseñor Kemerer para celebrar el jubileo de la Diócesis de Posadas (25º Aniversario), y para orar por la Patria y por los soldados que estaban combatiendo en Malvinas, especialmente por los que pertenecían al Instituto. Desde entonces se ha tratado de mantener esta tradición para conmemorar fechas especiales, como el Cincuentenario en el año 2010.

Con el paso del tiempo, se crean nuevas carreras, no solamente de profesorado sino también técnicas.
Comienzan a funcionar numerosas secciones y centros que realizan diversas actividades dentro y fuera del Instituto. Se completa la construcción de la sede institucional y se agregan otros edificios anexos.

Cabe destacar que en esta etapa también, desde 1978 y por el lapso de diez años, un equipo del entonces Instituto Superior del Profesorado “Antonio Ruiz de Montoya”, y varias organizaciones internacionales que prestaron su apoyo, colaboraron con el Programa de Desarrollo Integral en las comunidades aborígenes de Fracrán y Perutí, asumiendo la responsabilidad de la atención integral de estas aldeas y del funcionamiento de escuelas bilingües en ellas.
De esta forma, acompañaron a Monseñor Jorge Kemerer en una de sus grandes preocupaciones: la situación de los hermanos guaraníes en la provincia de Misiones.

La tercera etapa – ya sin la presencia de su fundador – se caracteriza por la adecuación del perfil a los nuevos requerimientos de la Ley Federal de Educación y a la consecuente transformación del sistema educativo argentino; esta circunstancia conduce a la concentración de los esfuerzos en el trabajo interno.

En los años 1996 y 1997, para dar cumplimiento a los requerimientos de esa Ley, las autoridades del Instituto firmaron convenios con diferentes universidades para la reconversión de los títulos de sus docentes y egresados. En ese marco, alrededor de 500 profesores lograron su titulación universitaria.

Asimismo, en el año 1998 se presentó el Proyecto Educativo Institucional ante la cabecera jurisdiccional de la Red Federal de Formación Docente Continua; y en 1999 se obtuvo la acreditación plena como Instituto de Formación Docente Continua, con las tres funciones: a) Formación Inicial, b) Capacitación, Actualización y Perfeccionamiento, c) Promoción, Investigación y Desarrollo. El Instituto Superior del Profesorado pasó a ser el Instituto Superior “Antonio Ruiz de Montoya” (del ISPARM al ISARM).

En el año 2000 se puso en marcha la Red Informática Institucional –REDI- y se implementó el nodo propio. El Montoya se incorpora a la comunidad virtual con la edición de un sitio en Internet.

En el año 2002 se inaugura la sede del Campus Monseñor Kemerer (propiedad de la Fundación Jorge Kemerer), ubicada en el barrio El Laurel, avenidas Jauretche y Urquiza de Posadas. Actualmente funcionan allí tres carreras.

Al cumplir sus “Bodas de Oro” en el año 2010 el Instituto Superior “Antonio Ruiz de Montoya” contaba con 14 profesorados, 4 carreras técnicas y 6 postítulos docentes. Actualmente, equipos de especialistas de la institución participan en la elaboración de nuevos diseños curriculares para dar cumplimiento a los requisitos de la Ley de Educación Nacional Nº 26.206.

Galería de Fotografías de la Historia Institucional

Bibliografía:

Fragmentos extraídos de “Historia del Montoya” de María Angélica Amable y Karina Dohmann.

Fotografía:

Archivo Fotográfico Institucional

spacer
spacer